Make your own free website on Tripod.com

RESUMEN DEL PRIMER REPASO TEÓRICO 2004

 

CLUB DE LA RIBERA VIERNES 20 / 04

 

1. SOBREPRESIÓN PULMONAR PULMONAR O AEROEMBOLIAS:

 

Es una de los accidentes más graves cuando respiramos con equipo autónomo aire comprimido, es el  causado por retener el aire durante al ascenso sin que para esto importe  el tiempo de permanencia en el fondo ni la profundidad a la que se realiza la retención.

Este accidente que compromete el sistema cardiorrespiratorio, con riesgos para a la salud y la vida,  demanda el traslado inmediato a una cámara de recompresión.

Para evitar este accidente la recomendación  es la más elemental de todas:

 

RESPIRE NORMALMENTE DURANTE TODO EL TIEMPO QUE PERMANEZCA SUMERGIDO.!!!!!

Así de  sencillo......................

 

2. NARCOSIS DE NITRÓGENO O BORRACHERA DE LAS PROFUNDIDADES O LEY DEL MARTINY:

 

El limite establecido para la práctica  del buceo recreativo cuando se utiliza aire comprimido, de 4 atmósferas, 30 metros, o 100 pies, no es otra cosa que el resultado del comportamiento de uno de los gases presentes en la mezcla respiratoria: el nitrógeno.

Las estadísticas de fisiología hiperbárica establecen  que  el ser humano cuando respira presiones de nitrógeno de 3.1 atmósferas o más se puede empezar a intoxicar observando un comportamiento parecido  a la borrachera con bebidas alcohólica, razón por la cual muchos la denominan  la Ley del Martiny.

Esta toxicidad varía de una persona a otra y de un día a otro de una misma  personas, por razones como: uso de ciertos medicamentos, consumo de alcohol, etc.

Si el nitrógeno a nivel del mar ejerce una presión parcial de 0.8 atmósferas consecuentemente a 30 metros de profundidad que son 4 atmósferas su presión  parcial será de 3.2 atmósferas, rango este donde se puede correr el riesgo de toxicidad.

La sensación de euforia, relajamiento, despreocupación, depresión, hilaridad, etc, pueden ser síntomas de que el nitrógeno nos esta afectando y antes de que este estado nos lleve a un descuido por el programa de buceo, por el compañero, por las normas de seguridad etc, lo que tenemos que  hacer es tan sencillo como esto:

 

EMPEZAR A ASCENDER CON LA SEGURIDAD QUE AL COLOCARNOS A MENOR PROFUNDIDAD TODOS ESTOS SÍNTOMAS DESAPARECERÁN....

 

 

3.ENFERMEDAD DESCOMPRESIVA , BENS. O MAL DE LOS CAISSONS:

 

Antes de  que realicemos buceo recreativo con aire comprimido debemos realizar un programa, donde se establece un objetivo y se define el tiempo y la profundidad. Estos parámetros de tiempo y profundidad se establecen frente a unas estadísticas (tablas o computadores), que nos indican las posibilidades de permanencia en el fondo sin que el nitrógeno (gas presente en la mezcla respiratoria) al salir de la inmersión se libere bruscamente  forma de burbujas  de la misma maneta que se comporta la botella de agua mineral a la que bruscamente la quitamos la tapa.

Si seguimos cuidadosamente  las normas establecidas en puntos como el tiempo, la profundidad, y la velocidad del ascenso, el nitrógeno que durante la inmersión se encuentra liquido presente  el sistema circulatorio y los tejidos abandonará nuestro organismo de manera segura por la respiración, en la medida que  disminuimos la presión.

Este Accidente que demanda para su tratamiento al igual que en la sobrepresión pulmonar, cámara de recompresión, puede llegar a comprometer la salud, al punto de  generarnos daños cerebrales irreversibles y en el peor de los casos la muerte.

Igual que en  los accidentes antes anotados su prevención es muy sencilla.

 

PLANEE SU BUCEO Y BUCEE SU PLAN.

 

EL OÍDO Y LOS SENOS PARANASALES:

 

Con justa razón el oído ha sido considerado el “talón de Aquiles del buceador” puesto que es  uno de los órganos del cuerpo humano más sensibles a los cambios de presión y más aún cuando esta presión es ejercida por el agua, un elemento 800 veces más denso que el aire..

Los buceadores para empezar debemos inicialmente pasar por una revisión médica donde seguramente nos aconsejarán sobre  la importancia de un  manejo  adecuado del oído  en su  limpieza y las limitaciones para el buceo cuando estamos congestionados o con gripe.

Durante las prácticas del buceo el  equilibrar o igualar la presión del oído medio muchas veces la dejamos solo para el momento cuando el  oído duele, cuando lo saludable es realizar  la maniobra de  valsalva, o de deglución (actos de equilibrar o igualar) cada  que aumenta la profundidad y por ende que se incrementa la presión anticipándonos al dolor.

Durante el mismo acto de equilibrar el oído simultáneamente estamos equilibrando los senos paranasales. Cavidades óseas paralelas a las fosas nasales que contienen aire como el oído medio y que con la profundidad alteran su presión si no hay una buena  ventilación causando mucho dolor.

 

Resumen:

En el buceo se pueden evitar graves accidentes si observamos normas y conductas elementales, que desde luego deben ir acompañadas de un buen entrenamiento  y  estudio de las mismas, pero que en la práctica son  muy sencillas.

 

Próximo repaso: Viernes 19 de marzo 2:00 PM -Club de la Ribera.

 

Gonzalo Concha.

Feb. 25/04