Make your own free website on Tripod.com

NARCOSIS DE NITRÓGENO

 

·         BORRACHERA DE LAS PROFUNDIDADES:

·         Fisiología del buceo  PADI.

 

Lo que en mayor medida restringe el buceo con aire comprimido es la narcosis de nitrógeno o borrachera de las profundidades, limitando  la profundidad a 30 metros o 100 pies.

Recordemos que en los tanques  que utilizamos regularmente  en el buceo  recreativo, el gas contenido si es aire comprimido, el oxígeno ocupa el 20 % y el nitrógeno el 80 % de la mezcla.

Los físicos describen al nitrógeno como un gas fisiológicamente inerte. Esto simplemente significa que no tiene participación  en el metabolismo oxidante.

El cuerpo no quema el nitrógeno como combustible, ni lo intercambia, ni lo combina con el oxígeno, ni participa en la formación de proteínas. Como resultado todo el nitrógeno respirado eventualmente se expulsa.

Sin embargo inerte no significa inofensivo. Cuando el nitrógeno satura los tejidos por razón a la presión  y es obligado a salir de solución demasiado rápido, se forman burbujas de nitrógeno  provocando  la enfermedad de la descompresión (Bends).

Disuelto en el tejido cerebral, el nitrógeno actúa  como un gas anestésico.

La narcosis de nitrógeno se puede entender mejor cuando se la compara con los efectos del oxido nitroso, anestésico utilizado en ocasiones por los odontólogos, el que utilizado en altas concentraciones a nivel del mar provoca euforia, embriaguez y en muy corto tiempo inconsciencia.

Efectos estos  que relacionados  con la presión significa que si se  duplica la presión el tiempo para la anestesia sería considerablemente menor.

Este mismo concepto se aplica al nitrógeno gas que a nivel del mar (1 atmósfera) ejerce una presión 0.80 atmósferas. Al duplicar la presión (2 atmósferas) 10 metros de profundidad, no se percibe efecto alguno, pero a 30 metros de profundidad o 4 atmósferas de presión, el proceso mental se ve afectado perceptiblemente.

Esta tolerancia a los efectos del nitrógeno a presión variará de persona a persona  y de un día a otro en la misma persona. Esto nos indica que presiones parciales de nitrógeno mayores de 3.1 atmósferas, son tóxicas para el organismo. (0.80  X  4 atmósferas =  3.2).

Por lo general los experimentos realizados con seres humanos indican que a partir de los 30 metros (100 pies) la mayoría de las personas se ven afectadas en sus funciones mentales, manifestándose cambios significativos y  peligrosos en el juicio y desempeño, razón por la cual  esta profundidad se ha establecido como el límite para el buceo recreativo cuando se   utiliza aire comprimido.

Los efectos de la narcosis se comparan en algunos textos con los efectos del alcohol llamándola como la Ley del Martíni, en una analogía irónica que dice: A 30 metros de  profundidad el nitrógeno tiene la potencia de un Martini con el estómago vacío, y de ahí en adelante  cada 15 metros a un martín más.

Claro está que en nuestro medio  para algunas personas varias copas, incluso toda botella no es que los afecte mucho.

En el agua ante la ausencia de socialización el buceador tiene mas posibilidades de notar una mayor lentitud y pesadez en su razonamiento, reacciones físicas mas lentas, disminución de la atención, y deterioro en su estado de alerta, lo que lo puede llevar a descuidar su seguridad personal al olvidar temporalmente las normas  y procedimientos del buceo ya aprendidos.

El lapso de tiempo para que se presente  la narcosis difiere del de  la intoxicación  con alcohol; la narcosis ocurre de inmediato al llegar a la profundidad de 30 metros y más, y desaparece rápidamente al disminuir dicha profundidad, lo que lo clasifica como un efecto totalmente reversible. Por otro lado el alcohol tiene un ligero retrazo entre la ingestión y la intoxicación y esta requiere de varias horas para que termine puesto que el cuerpo debe metabolizarlo y quemarlo como cualquier combustible.

En el buceo recreativo se han presentado síntomas y signos de narcosis  a menor profundidad de la aquí planteada, en personas que habían consumido bebidas alcohólicas o  medicamentos para  el mareo, para dormir, para la diarrea, para alergias, y barbitúricos en general, puesto que estos  tienen un efecto  anticolinérgico, es decir que bloquean la transmisión de las señales nerviosas.

 

RECOMENDACIONES:

1. Los buceadores deportivos que utilizan aire comprimido no deben bajar a más de 30 metros.

2. Los buceadores certificados en la especialidad de buceo profundo, deben de adquirir suficiente experiencia, disponer del equipo  correspondiente y estar siempre supervisados por especialistas en el tema.

3. Recordar que algunos medicamentos y el consumo de bebidas alcohólicas pueden acelerar la aparición de la narcosis.

4. El buceo seguro y placentero se encuentra a poca profundidad, donde la penetración de la luz solar, la temperatura y la fotosíntesis  generan  la mayor cantidad de vida interesante para  esta actividad.

5. Si usted por alguna razón presenta los síntomas de la narcosis, simplemente ascienda y estos seguramente desaparecerán.

Fin.